PUSH Fitness y rehabilitación
Bienvenidos !! PUSH-as-Rx ® ™ es líder en el campo con enfoque láser que respalda nuestros programas deportivos para jóvenes. El sistema PUSH-as-Rx ® ™ es un programa deportivo específico diseñado por un entrenador de fuerza-agilidad y un médico en fisiología con una experiencia combinada de 40 años trabajando con atletas extremos. En esencia, el programa es el estudio multidisciplinario de la agilidad reactiva, la mecánica corporal y la dinámica del movimiento extremo. A través de evaluaciones continuas y detalladas de los atletas en movimiento y bajo cargas de estrés supervisadas directamente, surge una imagen cuantitativa clara de la dinámica corporal. Se presenta a nuestro equipo la exposición a las vulnerabilidades biomecánicas. Inmediatamente, ajustamos nuestros métodos para nuestros atletas con el fin de optimizar el rendimiento. Este sistema altamente adaptativo con ajustes dinámicos continuos ha ayudado a muchos de nuestros atletas a regresar más rápido, más fuertes y listos después de la lesión, mientras minimiza de manera segura los tiempos de recuperación. Los resultados demuestran una clara mejora de la agilidad, la velocidad y la disminución del tiempo de reacción con una mecánica de torsión postural muy mejorada. PUSH-as-Rx ® ™ ofrece mejoras de rendimiento extremo especializadas a nuestros atletas sin importar la edad.

Lesión cerebral traumática y enfermedades neurodegenerativas Parte 1

La lesión cerebral traumática (LCT) es una de las causas más comunes de discapacidad y muerte en las personas. Aproximadamente 1.6 millones de personas sufren lesiones cerebrales traumáticas en los Estados Unidos cada año. La LCT puede causar un proceso de lesión que, en última instancia, puede causar una variedad de enfermedades neurodegenerativas y otros problemas de salud. Muchas de las enfermedades neurodegenerativas que siguen a una lesión cerebral traumática incluyen problemas de salud como la enfermedad de Alzheimer (EA), la enfermedad de Parkinson (EP) y la esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

 

Sin embargo, los mecanismos que subyacen a la patogenia que dan lugar a este tipo de enfermedades neurodegenerativas todavía se entienden completamente mal. Cuando muchos de los problemas de salud posteriores a una lesión cerebral traumática tienen una alta incidencia, actualmente solo existen varios enfoques de tratamiento que pueden ayudar a prevenir el desarrollo patológico de enfermedades neurológicas crónicas.

 

Una mejor comprensión de los mecanismos subyacentes al TCE y las enfermedades neurodegenerativas es fundamental en última instancia para determinar la posible conexión entre estos problemas de salud para permitir un diagnóstico y tratamiento seguros y efectivos. En la parte 1 del siguiente artículo, discutiremos los mecanismos patológicos de la lesión cerebral traumática (TBI) y cómo se asocia con el desarrollo de una variedad de enfermedades neurológicas y otros problemas de salud, incluida la enfermedad de Alzheimer (EA).

 

Mecanismos patológicos de la lesión cerebral traumática

 

En la mayoría de los casos, la LCT es causada por un golpe físico en la cabeza durante eventos traumáticos, como caídas, accidentes automovilísticos o accidentes relacionados con deportes, aunque la LCT también puede agravarse por la exposición a explosiones explosivas. La LCT se puede caracterizar como leve, moderada o grave según los síntomas, como la duración de la pérdida del conocimiento y la amnesia postraumática. El TBI leve (mTBI) es frecuente en la mayoría de los casos, sin embargo, puede ser difícil de diagnosticar. Esta dificultad en el diagnóstico puede ser una preocupación seria como resultado de consecuencias graves como el síndrome de impacto instantáneo u otros problemas de salud.

 

El daño al tejido nervioso se puede caracterizar como la lesión principal que ocurre como efecto directo de un golpe físico y la lesión secundaria que ocurre debido a procesos fisiopatológicos posteriores al evento traumático. El proceso de lesión ocurre por la rápida aceleración-desaceleración del cerebro que se cree que daña el cerebro al causar una fuerza pura dentro del tejido que resulta en un impacto y una lesión axonal con la pared craneal. Estas lesiones pueden ser contralaterales o ipsilaterales al golpe físico. En casos más graves, la lesión puede causar hipertensión intracraneal y hemorragia intracraneal. Este aumento de presión no solo daña el tejido cerebral, sino que también provoca posibles lesiones e hipoperfusión cerebral.

 

La lesión secundaria en el TBI generalmente ocurre varios días, semanas e incluso meses después de la circunstancia traumática debido a los cambios bioquímicos que ocurren en el tejido nervioso. Este daño a menudo está mediado por radicales libres y especies reactivas de oxígeno (ROS) que se desarrollan a partir de daño por isquemia-reperfusión, excitotoxicidad glutamatérgica o neuroinflamación. Después de la lesión, el daño axonal por la fuerza de la lesión puede afectar el equilibrio de la membrana. Además, la absorción de calcio a través de la alteración de la membrana o la activación de los receptores NMDA y AMPA por el glutamato podría finalmente causar disfunción mitocondrial, así como la sobreproducción de radicales libres y la activación de la señalización de caspasa apoptótica. Seguir procesos inflamatorios asociados con TBI, como la activación de células microgliales, puede provocar estrés oxidativo a través de los efectos de las citocinas inflamatorias. Estos radicales también pueden causar daño celular a través de la peroxidación de lípidos y modificaciones de proteínas que pueden abrumar los sistemas antioxidantes endógenos. Los productos secundarios de la peroxidación lipídica mediada por radicales libres, como las especies de carbonilo reactivas, también pueden ser electrofílicos y pueden propagar además el daño oxidativo de las biomacromoléculas, que pueden estar asociadas con diversas enfermedades neurológicas.

 

Los estudios de investigación clínicos y preclínicos han demostrado la presencia de estrés oxidativo y sus subproductos después de una LCT con métodos y técnicas tanto serológicos como histológicos. En estudios de investigación con animales, se ha demostrado que estos productos continúan durante una lesión recurrente y puede aumentar después de un solo evento traumático. Las evaluaciones espectroscópicas sugieren que los antioxidantes endógenos glutatión y ácido ascórbico pueden disminuir durante 3 a 14 días después de la lesión. Además, se demostró el aumento de F2-isoprostano, un subproducto de la peroxidación de lípidos, en el líquido cefalorraquídeo de pacientes con TCE grave con niveles aumentados 1 día después de la lesión; sin embargo, esto fue principalmente una evaluación de tratamiento alternativo y no estableció un contraste con los controles sanos. También se encontró que los productos de peroxidación de lípidos como el 4-hidroxinoneal estaban elevados en el suero de pacientes con TCE agudo que necesitaban tratamiento. Aunque actualmente no se ha detectado el estrés oxidativo crónico después de lesiones leves aisladas en personas, parece posible que el estrés oxidativo y sus procesos asociados puedan agravar o prolongar los síntomas posteriores a una conmoción cerebral. Dada la participación del estrés oxidativo en la excitotoxicidad y la lesión por reperfusión, es posible que el estrés oxidativo desempeñe un papel en la lesión cerebral después de un TCE.

 

Los mecanismos patológicos del TCE secundario son particularmente interesantes debido a la capacidad de prolongar la lesión celular más allá del evento traumático inicial. Algunas de estas modificaciones características, como el estrés oxidativo y la excitotoxicidad, también se han demostrado en la fisiopatología de las enfermedades neurodegenerativas y otros problemas de salud, lo que también sugiere una posible conexión mecanicista patológica entre el TCE y las enfermedades neurológicas. Los estudios de investigación adicionales de los mecanismos patológicos en las enfermedades cerebrales y el TBI pueden ayudar a determinar los factores de las enfermedades neurodegenerativas.

 

Conclusión

 

A pesar de la prevalencia de TBI, las secuelas neurológicas importantes asociadas con tales lesiones, el diagnóstico y el tratamiento de TBI siguen siendo muy incomprendidos. Además, los factores causantes relacionados con el TBI y las enfermedades neurodegenerativas, como EA, EP, ELA y CTE, no se han determinado completamente. También se ha encontrado que varios procesos, incluidos el estrés oxidativo y la neuroinflamación, son comunes entre el TCE secundario y varias enfermedades neurodegenerativas. En particular, el estrés oxidativo parece ser el mecanismo clave que conecta la neuroinflamación y la excitotoxicidad glutamatérgica tanto en el TCE como en las enfermedades neurológicas. Es posible que la cascada oxidativa provocada por el TCE finalmente provoque y dé como resultado las patologías características de las enfermedades neurodegenerativas a través de la oxidación o carbonilación de proteínas esenciales.

 

Debido a la alta prevalencia de TBI y enfermedades neurodegenerativas, el desarrollo de nuevos enfoques de tratamiento seguros y efectivos para TBI es fundamental. Dado el papel esencial que desempeña el estrés oxidativo en la conexión de la lesión secundaria y la neurodegeneración, la detección de ROS y subproductos clave podría servir como método o técnica para el diagnóstico y tratamiento del daño celular potencial. Por último, estas especies reactivas pueden servir como un objetivo terapéutico viable para reducir el riesgo de enfermedades neurodegenerativas a largo plazo después de una lesión cerebral traumática, ayudando a reducir la discapacidad y la muerte, así como a mejorar la calidad de vida de las personas en los Estados Unidos que sufren de una lesión cerebral traumática. (TBI) y otros problemas de salud.

 

El Paso Quiropráctico Dr. Alex Jiménez

La lesión cerebral traumática es una de las causas más frecuentes de discapacidad y muerte entre la población general de los Estados Unidos. Según una variedad de estudios de investigación, la lesión cerebral traumática leve, moderada y grave se ha asociado con enfermedades neurodegenerativas, como la enfermedad de Alzheimer, así como con una variedad de otras enfermedades neurológicas y problemas de salud. Es fundamental comprender los mecanismos fisiopatológicos de la lesión cerebral traumática, mientras que aún se requieren más estudios de investigación para determinar la asociación entre las lesiones cerebrales traumáticas y las enfermedades neurodegenerativas. - Dr. Alex Jimenez DC, CCST Insight

 


 

Tratamiento de neuropatía con LLLT

 

 


 

La lesión cerebral traumática (TBI) es una de las causas más comunes de discapacidad y muerte en las personas. Alrededor de 1.6 millones de personas sufren lesiones cerebrales traumáticas en los Estados Unidos cada año. La TBI puede causar un proceso de lesión que puede causar una variedad de enfermedades neurodegenerativas y problemas de salud, como la enfermedad de Alzheimer (EA). El alcance de nuestra información se limita a cuestiones de salud quiropráctica, musculoesquelética y nerviosa, así como a artículos, temas y debates sobre medicina funcional. Para seguir discutiendo el tema anterior, no dude en preguntarle al Dr. Alex Jiménez o contáctenos en 915-850-0900 ...

 

Curada por el Dr. Alex Jimenez

 


 

Discusión de tema adicional: dolor crónico

 

El dolor repentino es una respuesta natural del sistema nervioso que ayuda a demostrar posibles lesiones. A modo de ejemplo, las señales de dolor viajan desde una región lesionada a través de los nervios y la médula espinal hasta el cerebro. El dolor generalmente es menos intenso a medida que la lesión se cura, sin embargo, el dolor crónico es diferente al tipo promedio de dolor. Con dolor crónico, el cuerpo humano continuará enviando señales de dolor al cerebro, independientemente de si la lesión se ha curado. El dolor crónico puede durar varias semanas o incluso varios años. El dolor crónico puede afectar enormemente la movilidad de un paciente y puede reducir la flexibilidad, la fuerza y ​​la resistencia.

 

 


 

Neural Zoomer Plus para Enfermedades Neurológicas

Neural Zoomer Plus | El Paso, TX Quiropráctico

El Dr. Alex Jiménez utiliza una serie de pruebas para ayudar a evaluar enfermedades neurológicas. El zoomero neuralTM Plus es un conjunto de autoanticuerpos neurológicos que ofrece reconocimiento específico de anticuerpo a antígeno. El zoomero neuronal vibranteTM Plus está diseñado para evaluar la reactividad de un individuo a 48 antígenos neurológicos con conexiones a una variedad de enfermedades relacionadas neurológicamente. El Zoomer Neural VibranteTM Plus tiene como objetivo reducir las afecciones neurológicas al capacitar a los pacientes y médicos con un recurso vital para la detección temprana de riesgos y un enfoque mejorado en la prevención primaria personalizada.

 

Fórmulas para soporte de metilación

Fórmulas de Xymogen - El Paso, TX

 

XYMOGEN s Las fórmulas profesionales exclusivas están disponibles a través de profesionales de atención médica con licencia seleccionados. La venta por internet y el descuento de fórmulas XYMOGEN están estrictamente prohibidos.

 

Orgullosamente, El Dr. Alexander Jimenez hace que las fórmulas de XYMOGEN estén disponibles solo para los pacientes bajo nuestro cuidado.

 

Llame a nuestro consultorio para que podamos asignar una consulta médica para acceso inmediato.

 

Si eres paciente de Clínica médica y quiropráctica de lesiones, puedes preguntar por XYMOGEN llamando 915-850-0900.

xymogen el paso, tx

 

Para su conveniencia y revisión de la XYMOGEN productos por favor revise el siguiente enlace. *XYMOGEN-Catalog-Descargar

 

* Todas las políticas anteriores de XYMOGEN permanecen estrictamente en vigor.

 


 

Publicar descargo de responsabilidad *

Alcance de la práctica profesional *

La información aquí contenida en "Lesión cerebral traumática y enfermedades neurodegenerativas Parte 1"no pretende reemplazar una relación personal con un profesional de la salud calificado, un médico con licencia y no es un consejo médico. Le recomendamos que tome sus propias decisiones de atención médica en función de su investigación y asociación con un proveedor de atención médica calificado profesional.

Nuestro alcance de información se limita a quiropráctica, musculoesquelético, medicamentos físicos, bienestar, problemas de salud delicados, artículos, temas y discusiones de medicina funcional. Ofrecemos y presentamos colaboración clínica con especialistas de una amplia gama de disciplinas. Cada especialista se rige por su ámbito de práctica profesional y su jurisdicción de licencia. Usamos protocolos funcionales de salud y bienestar para tratar y apoyar la atención de las lesiones o trastornos del sistema musculoesquelético.

Nuestros videos, publicaciones, temas, temas e ideas cubren asuntos clínicos, problemas y temas que se relacionan y respaldan, directa o indirectamente, nuestro alcance clínico de práctica. *

Nuestra oficina ha hecho un intento razonable de proporcionar citas de apoyo y ha identificado el estudio o estudios de investigación relevantes que respaldan nuestras publicaciones. Proporcionamos copias de los estudios de investigación de respaldo disponibles para las juntas reguladoras y el público a pedido.

Entendemos que cubrimos asuntos que requieren una explicación adicional de cómo puede ayudar en un plan de atención o protocolo de tratamiento en particular; por lo tanto, para discutir más a fondo el tema anterior, no dude en preguntar El Dr. Alex Jimenez o póngase en contacto con nosotros en 915-850-0900.

Estamos aquí para ayudarlo a usted y a su familia.

Bendiciones

El Dr. Alex Jimenez corriente continua MSACP, CCST, IFMCP*, CIFM*, ATN*

email: coach@elpasofunctionalmedicine.com

Licenciado en: Texas & New Mexico*